Mis propósitos y el plan de Dios

Muchas personas se preguntan muchas veces: ¿Por qué pasan algunas cosas en su vida o en su entorno? Las respuestas de todos estos sucesos, no las logramos entender inmediatamente; pero nuestro Padre celestial, en su momento, nos mostrará el porqué de todas las cosas.

Romanos 8: 28 nos enseña que todos los que amamos a Dios, todas las cosas siempre obran para bien.

He aprendido a avanzar dentro del tiempo perfecto de Dios, en lugar de detenerme a entender las cosas que están sucediendo, las cuales muchas veces están más allá de nuestra imaginación. Cuando logramos enfocarnos más en nuestro futuro, las respuestas irán llegando a nuestros corazones.

La mente siempre opera bajo la lógica humana, ella siempre pasa cuestionando todas las cosas que suceden que no comprende; pero nunca logrará encontrar la respuesta.

El plan divino

1 Corintios 13: 11-13
El corazón siempre opera dentro del plan divino de Dios, aun en medio de las malas vivencias que estemos enfrentando. El corazón sabe esperar en la presencia del Señor. Por esta razón, el corazón logra encontrar todas las respuestas de parte de Dios. Esto es porque el corazón no está sometido a la lógica humana, sino a la fe y a la esperanza.

En una ocasión a Saúl se le extraviaron unas asnas, las cuales pertenecían a su padre. Saúl debía dar cuenta por las asnas a su padre, porque ellas estaban bajo su única responsabilidad.

Está bajo su control

1 Samuel
Algunas veces Dios utiliza los eventos de nuestra vida, para poder mostrarnos aquellas cosas que aún desconocemos; pero está dentro de sus poderosos planes para nuestro grandioso porvenir.

En una ocasión a Saúl se le extraviaron las asnas de su padre; ahora a Saúl solamente le quedaba una solución, para poder encontrar las asnas perdidas. Él le dijo a su criado: ¿Sabes de algún hombre de Dios en este lugar? El criado le dijo que sí, que cerca de ellos estaba Samuel, que era un hombre de Dios; además, la presencia del Señor estaba en él.

Saúl le preguntó a su criado: ¿Tenemos algo para bendecir al hombre de Dios? El criado le dijo que tenían unas monedas de plata. Saúl entonces se dirigió hacia el hombre de Dios.

Cuando Samuel les miró, los pasó dentro de la casa y les declaró palabras de Dios a su corazón. Samuel le habló de parte de Dios. Le dijo que no se preocupara más por las asnas, porque todo lo que había en Israel era para él y su descendencia. Samuel le dijo que él sería rey sobre la nación de Israel, que todo el oro, la plata, los animales y todo lo que tenía valor eran para él.

Entonces Samuel tomó aceite y lo ungió como el rey de Israel, de parte de Dios. Lo sucedido con las asnas, le llevaron al verdadero propósito del Señor; de esta manera, el plan divino le fue revelado para su maravilloso porvenir. ¡Todos los que aman a Dios, todas las cosas le obran para bien!

Génesis 28: 15
Dios le dijo a Jacob (Israel): «No te dejará, hasta que haya cumplido mi propósito en ti».

Como creyentes debemos aprender a mirar todas las malas o buenas vivencias positivamente, aunque no las comprendamos en el momento. ¡Dios siempre tendrá el total control! Tu vida está en las mejores manos, que son las de tu cariñoso Padre celestial.

Él tiene lo mejor

Mateo 7: 11
Tu Padre celestial nunca te dará malos regalos, ni tampoco se dedicará a preparar cosas que afecten tu porvenir ni su relación con Él. Si no has recibido lo mejor de tus padres terrenales, eso no quiere decir: Que Dios se parezca a ellos; pero si has recibido un buen trato de tus padres, puedes tener una idea del verdadero amor del Señor, el cual es incondicional para ti y tus seres queridos.

Dios cuidó de las asnas de Saúl. Seguro que también cuidará de todos tus bienes y tu grandioso futuro, el cual está lleno de ricos bienestares y abundancia de felicidad.

Conclusión
Saúl no entendía lo que estaba sucediendo, pero él siguió adelante, confiando siempre en Dios y en Samuel, quien siempre le entregaría la palabra.  Además, Saúl siempre podía contar con la oración de Samuel en medio de sus crisis temporales. Cuando Saúl miró hacia su futuro, comprendió lo que había sucedido en su pasado con las asnas. Lo que no comprendes hoy, seguro mañana lo comprenderás con Dios.  Me encanta orar por ti y ver la gloria del Padre sobre tu vida y tu familia. Tú eres muy importante para el Señor y también para este humilde apóstol.

Apóstol Alex Torres

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio