Misión.

Nuestra misión es revelar el amor de nuestro Padre celestial en todos los continentes, llenarlos con palabras de amor, fe y valor, enseñarles a desarrollar una relación íntima de Padre a hijos, a través de los mensajes que vienen directamente del corazón de Dios a sus corazones, conectándoles de corazón a corazón, para que vivan toda su gloria y su misma calidad de vida, la cual ha sido preparada por Él, desde antes de la fundación del mundo.

Además, brindarles apoyo y entrenamiento a través de todos los medios disponibles, para que puedan crecer y madurar espiritualmente en el Señor, juntamente con sus familias y seres queridos. Llevando también obras de amor que demuestren la misericordia de nuestro Padre celestial y su deseo de concederles una vida mejor, llena de ricas oportunidades.

De esta manera, propiciar esa Reconciliación anhelada por el Padre, para que puedan recibir todo su amor incondicional, disfrutar la clase de vida que agrada a Dios, libre de temores y miedos ante el futuro, sino por el contrario, vislumbrarlo lleno de grandes bienestares y felicidad. Y sanar a todos los quebrantados de corazón, a los enfermos, y echar fuera todo tipo de espíritu maligno que aflija sus vidas, enseñándoles toda la autoridad en su nombre, la cual ha sido conferida a través de Jesús.

Mateo 28: 18 Y Jesús se acercó y les
habló diciendo: Toda potestad me es dada
en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto,
id, y haced discípulos a todas las naciones,
bautizándolos en el nombre del Padre, y
del Hijo, y del Espíritu Santo; 20
enseñándoles que guarden todas las cosas
que os he mandado; y he aquí yo estoy con
vosotros todos los días, hasta el fin del
mundo. Amén.

Hechos 10:38 cómo Dios ungió con el
Espíritu Santo y con poder a Jesús de
Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo
bienes y sanando a todos los oprimidos
por el diablo, porque Dios estaba con él.