Temas

Temas

El conocimiento es poder:

El valor de prácticar la lealtad.

La lealtad es importante en todo tiempo. Las personas desean ser tratadas con lealtad, pero deben preguntarse primero si han sido leales con quienes les rodean. Si queremos segar lealtad, debemos comenzar por sembrar ese sentimiento en los corazones de los demás, porque todo lo que sembremos seguro eso mismo cosecharemos; si actuamos con lealtad, seremos correspondidos de la misma manera.

En lugar de preocuparnos por la forma en que nos responden las personas con las que tenemos algún tipo de relación, debemos prestar más atención a la manera en que actuamos nosotros frente a ellas, pues nos están abriendo sus corazones, y vamos a cosechar lo que hayamos sembrado nosotros en ellos. No segaremos las cosechas de otros sino las nuestras, porque cada persona segará su propia siembra dentro de su maravilloso destino. Debemos practicar la lealtad primero con nuestro Padre celestial, y luego con las personas que nos rodean, siempre esperando nuestra cosecha de Dios y no de los hombres, pues nuestro Padre se encargará de traer personas leales como tú, para bendecir tu vida y tu destino.

Nuestro Padre es leal por su naturaleza, la cual nunca cambia y es estable en todo tiempo. No puede practicar la infidelidad hacia sus hijos, ni tampoco corresponder de la misma manera infiel en que algunos pudieran responder. Pero premia y recompensa a todos aquellos que se esfuerzan y son leales de corazón, correspondiéndoles con bendiciones dentro de su futuro.

Cuando somos leales estamos atrayendo las promesas inquebrantables de Dios hacia nuestras vidas, pero cuando practicamos la infidelidad entonces estamos alejando todos los bienestares de Dios hacia nuestras vidas, porque no podemos recibir algo que no estamos brindando a otros.

Empieza hoy a practicar la lealtad y a desarrollar el carácter de tu Padre celestial, y si le has fallado en algún momento recuerda que siempre permanece fiel a todos los que le buscan de corazón; haz poderosos cambios en tu estilo de vida, para que disfrutes del éxito en todas las áreas.

2 Timoteo 2: 11Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él; 12 Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará. 13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo. Un obrero aprobado.Regresar a temas.

Dios siempre tiene un plan.

Dentro de la perfecta voluntad de Dios existen grandes propósitos para con todos sus hijos, sin embargo, muchas veces les toca atravesar diferentes tipos de pruebas, antes de alcanzar el cumplimiento de esos planes y en ocasiones llegan a claudicar antes de lograr descubrir el llamado de Dios para sus vidas.

Algunos han sido escogidos para ser grandes ministros de la palabra, para llenar corazones de amor, fe y valor, para que los hijos continúen adelante dentro de su fe cristiana, llamado que han recibido por revelación divina a través del Espíritu Santo, para que sean efectivos en su misión y en toda tarea encomendada por nuestro cariñoso y poderoso Padre celestial.

Otros han sido escogidos para que sean grandes profesionales, o empresarios, negociantes y cada uno ha recibido un regalo de Dios en particular para el desarrollo de su misión. Todo llamado es honroso, cada persona ha nacido con una gracia especial, para que le sirva a nuestro Padre a través de ese llamado, aprovechando toda gracia colocada por el Padre en sus corazones y a las cuales deben dar el valor necesario, y la excelencia que merecen según los propósitos de Dios para con sus vidas y sus hermosas familias.

Porque cuando honramos a nuestro Padre, entonces Él también nos honra delante de las personas que nos miran, pero cuando nos avergonzamos de sus regalos inmerecidos, entonces no nos puede honrar por nuestra falta de compromiso y fe, porque es importante mantener una vida comprometida con Él en todo tiempo.

Recuerda siempre que eres la persona mas importante dentro de su reino, su amor por ti nunca cambiará, siempre permanecerá fiel y firme, porque su deleite es hacerte bien, hacerte prosperar y engrandecerte, por esta razón debes sentirte siempre muy orgulloso de ser un hijo de nuestro Padre, que siempre sea el primer lugar dentro de tu corazón.

Romanos 8: 28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamadosRegresar a temas.Regresar inicio de la página.