Ministerio Alex Torres

Apóstol Pedro Alexander Torres, nació en Costa Rica, provincia de Alajuela, lugar donde inicia su ministerio. Experimenta su Llamado divino desde los ocho años de edad, época en la cual el Señor se revela poderosamente a su vida en diferentes ocasiones, mostrándole su llamado como apóstol, y a la edad de 17 años, comienza su ministerio bajo la poderosa unción del Espíritu Santo, con quien aprendió a desarrollar una relación estrecha e íntima, para formar un grandioso equipo de trabajo a favor del reino.

Como apóstol fundador, dirige la C.C. Arca de la Salvación, en la ciudad de Panamá, y cuenta con el apoyo de su asistente la Lic. Myrna de Candanedo, junto a su equipo de trabajo y la gran familia de la fe.

Ministra actualmente en Panamá, país donde fue traído por el Padre celestial, para continuar cumpliendo con los maravillosos propósitos del reino, dentro de su perfecto tiempo, para transformar vidas, familias, y para restaurar la relación con todos sus hijos, para que caminen dentro del reino con plena autoridad y reciban restitución dentro de sus familias, su salud, su economía y sus finanzas, para que vivan un estilo de vida plena y tengan éxito en todo, como empresarios, negociantes y profesionales, porque esta es la buena y agradable voluntad perfecta de Dios.

Actuó como Representante Regional del curriculum International School of Ministry (ISOM). Autor de varios libros, que han gozado de gran aceptación dentro y fuera de Panamá, cuyos lectores han manifestado la bendición que han recibido para con sus vidas, familias y amigos. Estos libros pueden ser adquiridos a través de Amazon directamente, en eBook y pasta suave, y los puede encontrar como “Pedro Alexander Torres”.

Entre otras de sus actividades están dictar Conferencias, realizar Cruzadas Evangelistas y Clamores en colaboración con pastores de diferentes denominaciones, para fortalecer el reino en todos los continentes y apoyar los Ministerios que están al servicio de nuestro poderoso y amoroso Padre celestial.

Lucas 4: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;
19 A predicar el año agradable del Señor.